lunes, 25 de mayo de 2009

4º Medio. Guía Nº 2. Discurso público. Teoría.

Liceo A- 4 Isaura Dinator de Guzmán
Departamento de Lengua Castellana y Comunicación
Prof. Ignacio Cruz

Guía Nº 2
Unidad: “El Discurso Público: aspectos teóricos”
(4º Año Medio)

Los discursos públicos pueden ser escritos u orales, desarrollan un tema de interés general para un gran número de personas. Su emisor está investido de autoridad, y su finalidad más importante es convencer al auditorio que lo recibe, llevándolo a tomar una determinada actitud o postura frente a lo que se expone.
Algunos tipos de situaciones orales en las cuales se hace uso d3el discurso público, son: debates, foros, discursos emitidos ante una audiencia, conferencia, etc.
Respecto a los textos escritos, éstos adquieren la característica de públicos cuando son elaborados para un receptor colectivo. A modo de ejemplos, tenemos: ensayos, artículos, textos de opinión, etc.

I .- ESTRUCTURA

La estructura básica utilizada para este tipo de discurso es:

a) Introducción o exordio: corresponde a la unidad discursiva que plantea el tema, explicita la situación en la cual se produce (que puede considerar tanto el lugar en el cual se desarrolla el proceso comunicativo como los antecedentes que llevan a hacer referencia al tema planteado) y motiva a la audiencia a través de recursos persuasivos (lógico – racional o emotivo), que involucren al receptor en el discurso.

b) Exposición: desarrollo del tema planteado, presentando argumentos, hechos, recursos discursivos, elementos no verbales (como gráficos, cuadros), etc., que permitan mantener la atención del auditorio y posibiliten comprender el tema. Aquí es importante considerar aspectos como la claridad en la exposición de las ideas, el orden de desarrollo de los diferentes aspectos del tema para no confundir y el tipo de receptor al cual va dirigido para determinar el nivel de profundidad de las ideas y el lenguaje a utilizar. En síntesis, como en un discurso dirigido a un gran número de personas, se deben considerar una serie de factores y de recursos, que permitan que el público entienda lo que se expone.

c) Conclusión o peroratio: unidad discursiva que cierra el discurso. En general, se tiende a hacer una síntesis de lo expuesto, rescatando aquellos aspectos más importantes, y se apela a que los receptores tomen una posición favorable frente a lo manifestado.

Para poder realizar un buen discurso público, es importante que las ideas y argumentos queden claramente expresados, sólo así es posible su comprensión total por parte de los receptores. Por esta razón, hay que considerar algunos aspectos respecto a la forma en la cual se elabora:

a) La intención: el emisor de un discurso público puede tener diversidad de intenciones al emitir su mensaje. Entre ellas se encuentra: informar, convencer, exponer, lograr acuerdo o aprobación, etc. Esta intención puede estar explícita o implícita en el texto, siendo importante que el emisor la considere cuando se elabora el discurso.

b) Propósito o finalidad: se relaciona con la intención y corresponde al objetivo que se persigue a través del discurso público. Debido a que considera temas de interés general, involucra a los receptores, comunicándoles determinadas concepciones o interpretaciones de la realidad como el fin de que el auditorio se comprometa con lo postulado o provocando una reflexión que los lleve a tomar decisiones o a adherirse a determinadas actitudes o comportamientos.



c) Organización de las ideas: a partir del planteamiento del tema, las diversas ideas que configuran el discurso deben organizarse en orden de importancia, entregando justificaciones adecuadas, que permitan a los receptores entender cuál es la posición que se plantea. Es importante evitar las divagaciones, incoherencias e ideas inconclusas, pues todo esto atenta en contra del discurso, impidiendo una adecuada comprensión por parte del auditorio.

d) Uso de los distintos tipos de discurso: en estos discursos se integran las diversas formas discursivas: expositiva, argumentativa, descriptiva, narrativa, informativa. La elección de cada una dependerá de lo que se propone el emisor. Por ejemplo: para motivar al público, puede narrar una anécdota que los receptores pueden sentir cercana; por otra parte, para defender su posición, puede presentar cuadros comparativos con información que muestre que su posición es mejor.

e) Relación jerárquica emisor – receptor: la relación que se establece entre ambos es asimétrica. El emisor está investido de autoridad (por su cargo o conocimientos), mientras que el receptor está recibiendo nueva información.

f) Uso de la “enciclopedia” o conjunto de saberes: como el discurso es emitido hacia un grupo del cual se conocen sólo sus características generales, el emisor debe ser muy cuidadoso respecto de omitir aquellas informaciones que sean relevantes. No es posible determinar si todo el grupo maneja el mismo nivel de conocimientos, por lo que al elaborar un discurso público se deben evitar los supuestos que puedan crear ambigüedad o confusión.

g) Perspectiva del emisor: quien emite este tipo de discurso puede tomar distintas posiciones frente al tema. Por ejemplo:
§ Objetiva: se remite sólo a informar, evitando entregar opiniones que manifiesten su visión personal frente a lo expuesto.
§ Crítica: entrega argumentos que hacen referencia no sólo a los aspectos positivos del tema, sino también a los problemas o posibles deficiencias que tenga su planteamiento. Por otro lado, esta posición
puede manifestarse al intentar defender su postura, cuando señala los aspectos
negativos del estado actual del tema tratado, postulando
su planeamiento como una opción más válida.
§ Admirativa: se da sobre todo en los discursos conmemorativos, en los cuales se rescatan los aspectos positivos del hecho o personaje que causa la celebración.
§ Reflexiva: el desarrollo de su tema se enmarca en una reflexión o desarrollo de pensamiento, mediante la argumentación, intentando llevar al receptor a la comprensión de sus ideas de una manera profunda y no sólo superficialmente.
§ Problematizadora: el emisor, a través de su discurso, intenta crear conflicto en sus receptores, enfrentándolos al problema del cual surge su tema. Con eso pretende crear una reacción más activa de su auditorio.

II.- FACTORES DE LA COMUNICACIÓN

Emisor: como ya se ha dicho, el emisor corresponde a una persona que posee autoridad para emitir el discurso, ya que esto lo hace válido ante quienes reciben el mensaje. Además de una persona, el emisor puede ser una institución, que también debe cumplir con la característica de autoridad. Por ejemplo, comunicados del Gobierno de Chile).
Receptor: corresponde a un receptor colectivo o público. Es un grupo de personas que reciben, como conjunto, el mensaje. Si bien en el discurso, o en la parte introductoria, se puede destacar a algunos (por ejemplo: Señor Presidente, Señores
Ministros, señoras y señores), el discurso va dirigido a la talidad. La variedad de
emisores es un aspecto importante a considerar cuando se estructura el texto.
Mensaje: la estructura que toma es de discurso, considerando las partes ya señaladas: introducción, exposición y conclusión.


Tema: corresponde a temas de interés público o general. El tema debe guardar relación con aquello que es de interés para el grupo al cual va dirigido.
Situación: es emitido en situaciones formales, que cumplen con cierta ritualidad (por ejemplo: presentación del exponente, aplausos, silencio del auditorio mientras el exponente habla, etc.).
Código: se utiliza un nivel formal y culto, haciendo uso de recursos verbales, no verbales y paraverbales, los que permiten enfatizar, aclarar, informar, destacar diversos aspectos del tema, etc. La correcta utilización del códig implica considerar el tipo de emisor. Por ejemplo: no se pueden utilizar términos técnicos y de poco uso para hablar frente a personas que no manejen el tema. El lenguaje debe adecuarse a los oyentes, pues de lo contrario no se entenderá.
Canal: puede realizarse a través de los medios de comunicación de masas o directamente

III.- TIPOS DE DISCURSOS PÚBLICOS

A) Comunitario: corresponde a aquellos que se realizan frente a grupos representativos de alguna comunidad particular, por ejemplo: mapuches, padres y apoderados, juntas de vecinos, feligreses o representantes de las iglesias, trabajadores, médicos, etc. En este caso, el tema es de importancia para ese grupo específico y tiene relación con aspectos que para ellos son relevantes. El lenguaje a utilizar debe guardar relación con el grupo, considerando el nivel cultural y conocimientos que la mayoría posee.

B) Político: corresponde a aquellos discursos emitidos por una autoridad del gobierno o pública, o por candidatos a cargos públicos. Generalmente van dirigidos a la totalidad del país y dan cuenta de planes o proyectos del gobierno, logros en la gestión, promesas de proyectos a futuro, avances logrados, propuestas de leyes, temas de importancia para la nación, etc.

C) Ceremonial o conmemorativo: corresponde a aquellos discursos emitidos en situaciones específicas, que poseen una significación a nivel personal, institucional o gubernamental. Son los que se producen en actos de aniversarios, inauguración de eventos, de despedida, funerales, fechas de relevancia histórica, etc. Este tipo de discurso varía en su nivel de formalidad, dependiendo de la audiencia. Por ejemplo: una celebración de aniversario de bodas permite un grado de informalidad que no es aceptado en aquellos de conmemoración de fechas históricas realizado por el Presidente. Por otra parte, el discurso tiende a rescatar aquellos aspectos que son dignos de alabanza o elogio, ya sea de la situación celebrada o de la persona que recibe el festejo.

D) Religioso: corresponde a discursos emitidos por alguna autoridad religiosa en situaciones relacionadas con este ámbito. Su lenguaje es formal y tiende a hacer referencias constantes al ámbito espiritual, dependiendo de la Iglesia que lo emita (por ejemplo: Dios, autoridades, pasajes de la Biblia o libros sagrados, etc.). Dentro de los discursos orales se encuentran, por ejemplo, los sermones o prédicas, y, en los escritos, están las encíclicas o las cartas dirigidas a grupos de feligreses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada